29/1/10

Platero y Yo.Una historia de amor, Mostachones de Moguer


¿A dónde estas amor de mi vida?
Allí. Allí estás tú
Tú tienes la armonía y la paz,
pero yo no la tengo
Hasta que un día estemos juntos,
en la armonía y la paz de la otra vida.
Juan Ramón Jimenez a la muerte de Zenobia

Si alguna vez vistáis la provincia de Huelva, no os olvidéis de Moguer, a sólo 19 kilómetros de la capital

Platero, Casa museo de Juan Ramón Jimenez, Moguer

"Te llevaré Moguer a todos los lugares y a todos los tiempos, serás por mí, pobre pueblo mío, a despecho de los logreros, inmortal".

“Te he dicho Platero que el alma de Moguer es el vino, ¿verdad?. No; el alma de Moguer es el pan. Moguer es igual que un pan de trigo, blanco por dentro como el migajón, y dorado en torno -¡oh sol moreno!- como la blanda corteza”.

Moguer
(Huelva) es también conocido por ser uno de los llamados lugares colombinos, al haber tenido especial relevancia en los preparativos y en el primer viaje descubridor; y además por ser cuna del poeta Juan Ramón Jiménez, Premio Nobel de Literatura en 1956 por el conjunto de su obra, designándose como trabajo destacado de la misma a Platero y yo.

La historia de amor entre Juan Ramón Jimenez y Zenobia merece un lugar aparte, pero hoy nos detenemos junto a Platero:


En esta finca, Fuentepiña, Juan Ramón decidió enterrar a su amado Platero junto a la casa bajo el pino centenario.

"Esta tarde he ido con los niños a visitar la sepultura de Platero, que está en el huerto de la Piña, al pie del pino redondo y paternal. (...)

¡Platero amigo¡ - le dije a la tierra-: si como pienso estás ahora en un prado del cielo y llevas sobre tu lomo peludo a los ángeles adolescentes, ¿me habrás, quizá, olvidado? Platero, dime: ¿te acuerdas aún de mí? ……. Platero y Yo” Cap. CXXXV"

La finca se denomina Santa Cruz de Vista Alegre y en el año 2004 fue declarada por la Junta de Andalucía Bien de Interés Cultural.

Y, cómo no podía ser menos, para recordar esta dulce historia de amor, -historia de amores-, la de Juan Ramón a su pueblo, Moguer, a su mujer, Zenobia, - una mujer adelantada a su tiempo, un ejemplo de valentía y deidicación que merece un apartado sólo para ella- y a Platero, .....propongo un dulce muy típico de Moguer, los Mostachones.

La Asociación de Mujeres "Eulalia Ruiz de Clavijo Aragón" ha editado un libro,un libro maravilloso de recetas tradicionales escritas por amas de casa, las recetas típicas del pueblo de Moguer, y que va dedicada " ...a todas las mujeres del mundo".

Aqui os dejo la receta

MOSTACHONES de MOGUER

(Receta del libro "La olla. Recetas de Moguer")

Ingredientes:

-6 huevos

-400 grs de azúcar

-200 grs de harina

-Raspadura de un limón

-1 paquete de levadura

- 6 cascarones (media cáscara de huevo) de agua

Almíbar:

1 litro de agua

500 grs de azúcar

Montar las claras a punto de nieve y agregar las yemas, el azúcar, la harina, la raspadura de limón, la levadura y el agua.

Introducir la mezcla en un molde rectangular y hornear a 180º aproximadamente.

Desmoldar el bizcocho cuando esté frío y cortar en pequeños trozos rectangulares.

Hacer el almíbar, enmelar y dejar escurrir en una parrilla.

Una vez escurridos, rebozar en azúcar molida y envolver individualmente en papel vegetal


Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera,
que se diría todo de algodón, (...)
Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas, mandarinas, las
uvas moscateles, todas de ámbar, los higos morados, con su
cristalina gotita de miel...
Es tierno y mimoso igual que un niño



28 comentarios:

Angie dijo...

Qué entrada más bonita y qué dulce más delicioso! Un besito!

cerise dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada, me hizo volver al pasado , en Francia cuando era estudiante, aprendía castellano y el profesor nos hizo leer este libro. El primer libro que leí en castellano y que me encanto.
En cuanto a los mostachones..hummmmmmmm una maravilla pienso yo, tendré que probarlos!!!

SACERDOTISADEISIS dijo...

Tere,

Una historia preciosa. Tus mostachones se parecen a Platero: "tan suaves, tan blandos por fuera"... que se diría que son un manjar.

Yo vi una vez en Canal Cocina a unas monjitas hacer unos Mostachones. Decían que eran muy famosos porque en el convento tenían mucha aceptación. Habrá que probarlos.


Por cierto, gracias por recomendarnos un libro tan estupendo. Normalmente de no ser por el boca a boca estas joyas gastronómicas pasan desapercibidas.

Un besito,

Cocinica dijo...

Es un libro precioso, ha sido una entrada muy bonita, yo si que he estado en la casa de Juan Ramón, incluso tengo una foto a la puerta.

Los mostachones se ven muy ricos.

Besos

PUNTIYO dijo...

Deliciosa entrada, como siempre, Tere.

Lolah dijo...

Qué bonito post, une dos de las cosas que más me gustan, la literatura y la cocina, bueno, y la tercera, los viajes.
Ese mostachon es una verdadera belleza!
Un besico.

Mónica dijo...

Tus recetas con cuentos o poesías, siempre divinas.
No conocía yo esta receta y la verdad que se ve estupenda!

Buen finde,

María José dijo...

Platero no necesita presentación pero los mostachones sí. No los cocnocía.
¡ Qué entrada tan bonita !
Un abrazo,
María José.

Mar dijo...

Leer Platero y yo y Alfanhui siempre nos lleva a la infancia y la nostalgia...

En cuanto a los mostachones, tienen una pinta tremenda, pero...¿Cómo están de dulces? Se pueden "recortar" un poco los 400 g de azúcar o no porque no quedan sabrosos?
Un saludo.

Mar, de los Sabores Perdidos

nieves dijo...

Qué precioso post Tere. Me ha devuelto a la infancia. Platero me hacía llorar, pues Juán Ramón la supo transmitir como nadie.
De los mostachones, sólo me sonaba el nombre. Siempre creí que eran galletas, pero veo que el algo tan tierno y exquisito, como el relato de Platero. Habrá que probar :-)

Un besín.

Rakelilla dijo...

Una entrada preciosa, Platero y yo es uno de los libros de la infancia que recuerdo con más cariño y los mostachones los he probado este año por primera vez y son deliciosos.

Bicos

susita dijo...

Nosotros pasamos mucho por Moguer. En Palos tenemos amigos y en La Rábida también, así que el Platero de la gasolinera ya es amigo nuestro...je je je qué bonito libro. Sin duda una joya de nuestra literatura. Juan Ramón Jiménez bien merecido tenía el Nobel. No sólo por Platero y yo, sino por el conjunto de su obra. Me ha encantado la entrada!

Y qué decirte de esos mostachones...madre mía, la foto lo dice todo. Qué esponjosos!!!!

Ua maravilla!!!!

Besos!

susita dijo...

Ah! por cierto, también he probado los mostachones de Utrera, pero no tienen nada que ver. Los tuyos me gustan más.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Cuando estaba en cuarto de EGB teniamos este libro como lectura...me gustaba mucho y aun recuerdo muchos trozos de memoria...tu entrada me ha parecido preciosa...tienes un gusto exquisito para montar las fotos y entrelazarlas con las historias...la receta buenisima y seguro que este libro de recetas ser un exito..besitos

CARMEN dijo...

Me encnatan las entradas que ponéis, son preciosas.
Y esos meostachones, deben estar de lujo.
tomo nota, que cuando acabe la dieta caen seguro.

besitos

Amanda dijo...

Que blog más bonito y original tienes! Y yo sin conocerlo...la receta muy rica!! No encuentro donde le puedo dar para seguirte...
Besotes!

la sopa gansa dijo...

Hola a tod@s! y gracias por visitarme ♥

Mar: tambien me parecio excesivo 400 grs de azucar, la verad, a mi no me gusta demasiado el azucar, si hubiese vei¡nido de otro libro hubiera rectificado cantidades, pero esta receta es tan antigua y hechas tantas veces que me arriesgué al pie de la letra y ciertamente no le sobra, la cantidad es la justa - unos 50 grs puedes quitarle si acaso- pero esta equilibrada. Gracias Mar, por cierto, donde te metes?????? ahora mismo voy a verte!

Amanda: mil gracias, y gracias tambien por seguirme, pero tengo un problema con este plantilla que en breve cambiaré, me está dando muchos problemas, tantas florecitas y nubes...pero nada práctica, espero cambiarla y ya y si aparecerá la opcion de seguimiento entonces. Voy a verte, que tampoco conocia tu cocina!

Un abrazo a todos!!!!!!!!!!!

Caminarsingluten dijo...

Realmente, nos ha gustado mucho tu entrada cargada de sensibilidad por todas partes, y también las fotografías.

Los mostachones, deben de llamarse así porque al comerselo, los hombres con bigotes se los manchaban con el almibar, je,je,je. Lo cierto es que deben de estar riquísimos.

Besotes

Ana y Víctor.

Las recetas de Abunany dijo...

Es un cuento universal hermoso !!! se estudia en literatura en todos los países .

Los mostachos se ven exquisitos !!!En mi país hay uno parecido , al almíbar le ponemos vino tinto y lo llamamos borrachos .

Un beso , cuidate .
Nancy

Pilole dijo...

De casualidad he encontrado tu blog y te he hecho una visita y me agradó mucho lo que ví. Veo que eres de Moguer, yo tengo gente conocida ahí, apellido Morano nombre Mari Carmen. Te invito a mi blog. Un saludito

Pedro dijo...

Independientemente de lo ricos que puedan estar los "mostachones", me ha encantado la entrada. ¡Pero claro, estamos hablando de Juan Ramón Jiménez...!
¡Preciosa entrada y delicioso postre!
Un abrazo.

Rosa dijo...

Que bonita entrada!!!!!! Siempre os digo lo mismo pero es que da gusto visitaros y leeros. La próxima vez que vaya a Huelva prometo visitar Moguer. Mientras tanto me conformo con degustar uno de sus deliciosos mostachones.
Un abrazo

IDania dijo...

Tere, por Dios!!!
Se me llenan de lágrimas los ojos... Es que allá, allá en Cuba, cuando yo era una niña (ya ha llovido mucho desde entonces, porque hoy cumplo 56), de "Platero y yo" sacaban los textos que teníamos que analizar en los exámenes de Lengua (en primaria, por supuesto). Es fantástico leerte. Es que yo quiero ir a Moguer!!! Pero, mientras llega el momento de ir a Huelva, me apunto la receta hasta que reciba el libro de recetas que comentas y que voy a solicitar ipso facto!!!!
Me ha encantado...
Gracias, gracias, gracias...
Un besazo,
IDania

Raquel dijo...

Que bonito leerte Platero y Yo fué uno de mis primero libros de verdad un regalo de Reyes junto con un paquete de cuartillas y un estuche de dos pisos de mi tia Pili. que bonito recordarlo y como me gusta releerlo... gracuas porque estos mostachones son mas que nunca poesia.

Madreselva dijo...

He llegado a tu blog por casualidad y tengo que darte las gracias por el regalo de la entrada sobre Platero. Este libro formó parte importante de mi más tierna infancia, de manera que llegué a saberlo casi de memoria. ¡Gracias!

Cavaru dijo...

¡Hola! Yo tampoco conocía este blog,y buscando buscando,he he llegado aquí,lo que he visto me ha encantado.
He estado en Moguer y he probado los mostachones,están muy buenos,pero no tenía la receta.
De Platero qué puedo decir,es un libro maravilloso que he leído varias veces,y leyendo tu entrada me han dado ganas de volver a leer.
Ya os tengo en mi blog para no perderos de vista.

Besitos

silvia dijo...

No te conocía y me trajo PLATERO..gran libro me invaden tantos recuerdos que me llenan de nostalgia....que lindo!!

Frabisa dijo...

Ha sido un inmenso placer haber recalado en este blog por casualidad.

Enhorabuena por tus recetas.

Volveré más a menudo.

un saludo