29/1/09

Tartaletas de Caperucita Roja


Caperucita Roja era una chica muuy buena, que cada día llevaba a su abuelita,- que vivía en la otra parte del bosque-, la merienda hecha por su mamá.


Caperucita vivía en una pequeño pueblo, y que como muchos otros pueblos aledaños, estaba a la espera de que los directivos de la comunidad comenzasen, por fin, las obras del tren de cercanías - tan y tan anunciadas en la campaña electoral del año anterior - .................
Y mientras tanto, todos los días, al atardecer, Caperucita cruzaba el bosque para visitar a su abuelita y llevarle la merienda, pasando a través de kilómetros de arroyos, puentes y caminos.........
Caperucita llegaba a la otra parte del bosque, donde vivía su abuelita, caminando.......................

y, otras veces, en bici, porque aunque Caperucita vivía en un cuento, allí también se notaba la crisis, y no estaba la cosa como para comprar un coche, y además, por aquello del respeto al medioambiente.

Pero Cape, -como la llamaban en su casa- estaba cansada de llevar la caperuza roja, cansada de ir tooodos los dias a través del bosque, y sobre todo, cansada de encontrarse todas las tardes con el mismo pesado de siempre, ese lobo que no tenía otra cosa mejor que hacer que asustarla cuando anochecía en el bosque, un pelma desocupado. -y algo hambriento, todo hay que decirlo-

En resumen, que estaba hasta la caperuza del cuento en el que vivía, porque, en vez de vivir del cuento, era el cuento el que vivía de ella.

Como nuestra Caperucita no podía salir de este cuento así por las buenas, imaginó que al menos, se merecía unas vacaciones, así que..... pensando en una merienda especial para su abuelita.....



Imaginó unas tartaletas hechas con frutos del bosque, esos frutos que tan a mano tenía todos los días, y además, podría hacer tal cantidad que fuese suficiente para la abuelita, e incluso para el hambriento lobo! y así poder irse unos días de vacaciones a esa isla soñada por ella, sin bosque, sin arroyos, sin caperuzas rojas ni lobos asustones, a una playa caribeña que había visto anunciada en la agencia de viajes.
Nadie se iba a dar cuenta, por unos dias, de que en el cuento faltaba su protagonista.........

Y para estas tartaletas de frutas del bosque caperucita utlizó algo tan sencillo como:

-Unas tartaletas
-requesón
-confitura de frutas del bosque
-fruta en almíbar para decorar





Y, como hizo tanta cantidad, suficiente para la merienda de una semana, Caperucita Roja pudo, por fin, tomarse unas merecidas vacaciones .

Y colorín colorado, estas tartaletas, se han terminado

27 comentarios:

Joana dijo...

No queda ni una?! Que bonito post has enviado...

Soy la primer?! No me lo creo!

Besitos

Pilar dijo...

Colorín colorado, este cuento me ha gustado y las tarteletas también.
Un abrazo

El futuro bloguero dijo...

Futuro Bloguero, que boca tan grande tienes...

Para comerme las tartaletas mejor..

Qué rico.

SandeeA dijo...

qué chula la entrada! pero que pena que el cuento no tenga final feliz para mí porque no quedan tartaletas buaaaaaaaaaaaaaa

Cristina dijo...

Menuda suerte tiene caperucita con éstas tartaletas, yo también quierooo, mira que si me da antojo y le sale una tartaleta al niño en la frente.... ;) Habrá que hacerlas!
Un besito.

LOLA dijo...

¡Que me gustan tus cuentos-recetas!es que son geniales...

Pedro dijo...

¡Muy bueno, plas, plas, plas, plas!
¡Me ha gustado pucho, pucho!
¿Has leído mi cuento de "La Carnicienta"...?
¡Te espero en mi blog!

Mari dijo...

Encantadisima me he quedado tanto con el cuento como con esas tartaletas, ainsssssss que bonito!!!!
besotes

pepa cooks dijo...

Que chulo me ha encantado tu post, muy bonito y particular y esas tartaletas de lujo, yo me comía ahora mismito unas cuantas, besitos pepa.

Mónica dijo...

Cómo me gustan tus historias. Cuando en mi lista de blogs vi la foto de Caperucita me apresuré a entrar en tu blog.
Como te curras tus entradas. Maravillosa la historia y las imágenes que la acompañan.

Y las tartaletas una maravilla. Más sencillas de hacer imposible.

Espero la próxima...

Besos,

elo-cocina dijo...

Si participara en memes y premios, que sabes que no, te daria a dedo el PREMIO PARA LA MEJOR COCINA DE NIÑOS.

IDania dijo...

No hay un niño que se resista a comer con esas magníficas historias que te curras...
No habría un niño (ni un adulto) que se resista a comer esas magníficas tartaletas que te has currado...
Qué bien todo y que ricooooo!!!
Besitos,
IDania
http://elaromadeidania.blogspot.com/

Lolah dijo...

Qué post tan bonito! y qué fotos tan preciosas!
Un beso.

Gloria dijo...

muy curraooo todo, el cuento, las fotos...
¿de vacaciones se va solo caperucita o tu tambien? Yo ya me he perdido, si es asi que te diviertas.
saludos

martuki dijo...

... sin palabras!!!, qué maravillosa forma de presentar una receta!!!!de verdad que no me explico de donde se puede sacar tanta imaginación!!solo se me ocurre darte un aplauso plasplasplasplas!!!!!ahh!!y un fuerte abrazo!!

sol dijo...

Estas tartaletas están de cuento...
Que creatividad!
Saludos,

recetasdemama.es dijo...

Colorín, colorado tu postre me ha gustado... y tu cuento también

Besos

Qalamana dijo...

Ja, ja, ja... esta versión del cuento me gusta mucho más que la que me contaban de pequeña :)

comoju - Cova dijo...

Mira que nos complicamos con los cuentos, y llegas tú y de un plumazo nos lo dejas así, y con un postre igual de rápido y sencillo

Un saludillo

Julio dijo...

Me ha encantado lo de "En resumen, que estaba hasta la caperuza del cuento en el que vivía, porque, en vez de vivir del cuento, era el cuento el que vivía de ella."

Maria Jose dijo...

Ayyyy que me ha encantado tu post!!! algo queda de cuando uno es peque no? que aun nos gusta que nos cuenten cuenten...y nos pasen recetitas ricas como la tuya...;) besitos

Kako dijo...

Que genial tu entrada, eres de una creatividad para copiar.
Siempre había querido visitarte y luego lo olvidada, que pérdida de tiempo.
Muchos saludos!

la sopa gansa dijo...

Hola Joana!!!!! me alegro que hayas vuelto. Una abrazo

Gracias Pilar, besos

Futuro,tu tambien hacer cosas ricas, eh?

Hola SandeeA! bueno, por lo menos caperucita se fue de vacas, jeje

Cristina, a por los antojos,!!! (aprovechate ahora)

Gracias Lola!

Pedro, ya lo lei, jaja, lo del hado padrino fue lo mejor,un abrazo

Gracias Mari, besos para ti también!

Hola Pepa! a que te mando algunas??? saludillos

Mil gracias Mónica!

Gracias Elo, es como si me lo hubieras dado, un abrazo

Gracias Idania, me encanta que te haya gustado

Hola Lolah! gracias por tu visita!!


Gloria, me temo que sólo se fue caperucita....

Otro abrazo para ti Martuki! y gracias

Hola Sol, he descubierto ahora tu blog, te visitaré, abrazos

Qlamana, em alegra un montón de verte! se nota que nunca me gustó este cuento....y le cambié el final. un beso

Otro para tí, Cova!

Julio, me encanta a mi tambien Quiti haya gustado!

besitos Maria José, gracias


Gracias, Kako, vuelve!!!

nieves dijo...

Tere ¿pero con esa inventiva, aún no te ha "fichado" ningún editor de cuentos?. Madre que ingenio tan desaprovechado... ¡bueno desaprovechado no, pues me imagino que David estará entusiasmado! Y además cocinas igual que cuentas ¡Las tartaletas se salen!.

Me hizo muchísima gracia, sobre todo, la última foto. La capa tendida jajaja.

Besos.

Rosa dijo...

Sin palabras me has dejado. Que bonita entrada y que rica receta.
Besos

Luisi dijo...

te ha quedado genial, es original y bonito, muy bueno, enhorabuena
besitos

Luisi dijo...

te ha quedado genial, es original y bonito, muy bueno, enhorabuena
besitos